"Ser creativos quiere decir no ser prisioneros del tiempo de otros. No tener ni límites ni confines, hasta dar con la idea perfecta que te recompensa por todo ese tiempo que ya no está... Pero en realidad sigue existiendo todavía, solo que bajo otras formas."


"La creación nace de un rayo, de un error respecto al curso habitual de las cosas. No hacemos nada bien hasta que dejamos de pensar en el modo de hacerlo"



viernes, 29 de julio de 2011

Un último suspiro


Un último suspiro.
Un latido sin vida.
Un amanecer desvanecido.
La oscuridad sin salida…

Es el fin de un alma en pena,
Que vaga entre la vida y la muerte,
Aunque de ello no es consciente.
Un deseo es lo único que le queda.

Un último suspiro.
Un latido sin vida.
Un amanecer desvanecido.
La oscuridad sin salida…

Quiere cerrar los ojos para soñar,
Perderse en un sueño, que por un momento
Llegue hasta los confines del tiempo.
Hacer por fin su deseo realidad.

Un último suspiro.
Un latido sin vida.
Un amanecer desvanecido.
La oscuridad sin salida…

Un puñal descansa en su mano,
Donde la sangre no fluye por sus venas
Ocultas bajo la piel fina y de seda,
Sobre el suelo frío y de mármol.

Un último suspiro.
Un latido sin vida.
Un amanecer desvanecido.
La oscuridad sin salida…

Solo queda un silencio infranqueable,
El dulce engaño, del amante muerto,
Que se escondió tras un suave velo,
La pasión de un amor irrealizable.

Un último suspiro.
Un latido sin vida.
Un amanecer desvanecido.
La oscuridad sin salida…


jueves, 28 de julio de 2011

¿Dónde se esconde la felicidad?

Un ángel de cabellos negros, ojos marrones, piel blanquecina, de alas blancas tan puras como su corazón, un ángel al fin y al cabo, está llorando. Dolor es lo que hay en su interior, el dolor que la persona amada le ha causado.

¿Por qué? ¿Qué puede hacerle daño a un ángel? Todo y nada. Todas las palabras que se han clavado en su corazón como flechas de fuego que le atraviesan, le hieren, le consumen, le matan… Nada comparado con una vida llena de sufrimiento, de dolor, de tristeza, de muerte, de ver como los que quieres se van, se alejan, se mueren… Sus lágrimas, no son solo lágrimas, son la muestra de que su corazón late, de que la esperanza sigue todavía viva.

Pero duele. Duele saber que tal vez todo esto haya sido una hermosa pesadilla, de que todas las cosas bonitas son como los sueños, empiezan, duran, desaparecen… Te despiertas y todo sigue como antes. Sigues en el abismo negro que es tu vida, hasta que un buen día la felicidad llama de nuevo a la puerta y el ángel vuelve a recibirla sin desconfianza, simplemente con la esperanza, con el corazón puesto en el futuro. Y cuando el futuro llega trae dolor, tristeza, desgracia, penuria, ilusiones, sueños rotos…

Sueños. La felicidad es como un sueño que va y viene; como un arco iris de colores que nunca alcanzas a tocar, mera fantasía, un juego de niños. Sin embargo, el ángel sigue corriendo detrás de su ilusión, no sé da cuenta de que realmente no existe, que lo que persigue no es más que un simple y sencillo sueño.

¿Por qué? ¿Por qué la felicidad no puede ser para el?

Un ángel como él se merece la felicidad. Se merece poder abrir sus alas y volar, ser libre al fin para volar y poder llegar a las puertas del cielo, tocar la felicidad. Vivir no en un sueño, sino en su propia realidad, vivir la vida que le ha sido robada durante tanto tiempo.

¿Cómo puede encontrar esa felicidad?


martes, 26 de julio de 2011

Un juego de cartas


Nadie quiere oír nunca un no, y mucho menos cuando se trata de amor. Cuando estamos locamente enamorados no nos damos cuenta de lo que pasa a nuestro alrededor, porque a veces las cartas llevan sobre la mesa mucho tiempo y no queremos verlas simplemente porque no nos gusta lo que hay allí.

Pero a veces tampoco hay que darle mucha importancia a la respuesta. A veces hay que pensar en dar lo mejor que uno tiene, jugar sus mejores bazas, porque la verdad es que el amor es como una partida de cartas, tienes que saber jugarlas, fingir a veces, mentir incluso... Y no importa si pierdes porque habrá más partidas, más oportunidades y al final lo único que importará será como juegues. Entonces todo saldrá bien, porque en determinadas ocasiones es mejor dejarse llevar y no forzar las cosas.

¿Qué contradigo eso de que “el fin justifica los medios”? Puede ser… Todo depende de lo que a uno lo importe el fin. 

Sí, el amor es un como juego, sin embargo las personas no somos premios que alguien aspira ganar, no somos muñecos de usar y tirar… Por eso el fin no importa porque no es el jugador el que elige perder o ganar sino que a veces es la otra persona la que decide como acabará el juego… Y entonces, ¿qué hacemos? ¿Nos damos por vencidos y listos? No, entonces jugamos y lo arriesgamos todo, porque da la casualidad de que el que no arriesga no gana.

Cuando se trata de amor nunca se sabe lo que va a pasar pues son dos los que juegan con cartas muy diferentes. En ocasiones solo uno es el que se juega todo, el que se lanza a la piscina de cabeza sin importarle nada más ya que está enamorado y lo que busca es el amor de la otra persona… Un amor que a veces nunca llega… Por eso siempre se empieza jugando con el no, porque eso es lo que uno ya tiene y lo que trata de conseguir es el sí, que a veces nunca llega. Es entonces cuando uno tiene que saber reconocer que ha dado lo mejor de sí y que por lo menos lo ha intentado…


martes, 19 de julio de 2011

RIMA XXVIII - Becquer

Uno de mis poemas favoritos  que además fue uno de mis trabajos de música para este año.
Espero que os guste =)

  Cuando entre la sombra oscura, 
 una voz murmura
turbando mi triste calma,
si en el fondo de mi alma
la oigo dulce resonar,

  dime: ¿es que el viento en sus giros
se queja, o que tus suspiros
me hablan de amor al pasar? 

  Cuando el sol en mi ventana
rojo brilla a la mañana,
y mi amor tu sombra evoca,
si en mi boca de otra boca
sentir creo la impresión,

  dime: ¿es que ciego deliro,
o que un beso en un suspiro
me envía tu corazón? 

  Y en el luminoso día
y en la alta noche sombría,
si en todo cuanto rodea
al alma que te desea,
te creo sentir y ver,

  dime: ¿es que toco y respiro
soñando, o que en un suspiro
me das tu aliento a beber?


video


Caminar sola

Al principio somos como niños pequeños, necesitamos que nos lleven de la mano para poder enseñarnos el camino adecuado. El problema es que algunas veces no entienden que ya llegó el momento de que caminemos solos, de que aprendamos y cometamos nuestros proios errores...  Puede que haya momentos en los cuales uno no pueda dejar de preguntarse que hubiese pasado si las cosas no hubiesen tomado el camino que tomaron... Puede que nos arrepintamos de algunos de nuestros actos, pero no hay motivo para hacerlo, porque en realidad son esos pequeños o grandes actos que pueden hacer que nos equivoquemos, los que evitarán que en un futuro cometamos los mismos errores...

Yo quiero caminar sola... Quiero equivocarme y caerme ante las piedras que haya en el camino, porque me levantaré y continuaré hasta aprender de mis propios erroes... ¿Por qué no lo entiendes?




jueves, 14 de julio de 2011

Jueves 14 de Julio de 2011

Jueves 14. Sin quererlo el destino hizo que mi vida diera un giro de 360º. Y es que hoy empiezo a escribir nuestra historia juntos...
No sé como hemos acabado así pero me da igual, porque lo único que quiero en estos momentos mientras las palabras aparecen en el ordenador es tenerte de nuevo a mi lado y solo pensar que hasta el lunes no podré verte me desespera.
Porque inevitablemente tengo cada vez más ganas de ti.


Se muerde pero no se come xD


- Hay cosas más ricas que eso. - Le dijo ella.

- ¿Ah sí? ¿Cómo qué? 

- Como algo que se muerde pero no sé come. - Le preguntó sonriendo con descaro. Él se quedó en silencio pensativo y con el ceño fruncido.
 
- Dame una pista - Le pidió.

- Suelen estar húmedos. - El parecía seguir sin darse cuenta de nada. Así que ella le dio otra pista. - Si te miras en un espejo los ves. - Él empezó a sonreír y a morderse el labio. - Al fin lo has adivinado.


¿Qué quieres de mí?


Miércoles 13. Tarde de cine en tu casa. Juntos. Solos. Día inolvidable. Jamás me había sentido así... Adoro esos silencios que se llenan con tu mirada clavada en mí incluso en la penumbra de tu salón... Tus ojos marrones en los que me gusta perderme que a veces parece que tratan de decirme algo y yo no alcanzo a comprender qué es... Me encantaría comerme tus labios dulces y tiernos cuando me besas, pero tengo que conformarme con pequeños mordiscos...

No sé a donde nos puede llevar todo esto. No sé que es lo que quieres realmente... Pero una cosa la tengo muy clara, y solo una palabra viene a mi mente en estos momentos... AMOR. Tal vez sea demasiado pronto para hablar de eso, pero me da igual… El que no arriesga no gana.

Creo que ya está todo dicho. Ahora te toca a ti decidir… ¿Qué quieres de mí?


miércoles, 13 de julio de 2011

¿De verdad ha pasado? =)

Hacia mucho tiempo que no me sentía como me sentí ayer, como si el mundo dejase de existir a mí alrededor. Y la verdad es que apenas tengo palabras para describir lo que pasó. Solo sé que jamás lo habría esperado. Jamás pensé que me fuese a gustar tanto sentir tu mano sobre mi cintura y tus labios sobre los míos...

¿De verdad ha pasado? =)









martes, 12 de julio de 2011

Miedo al amor

Conozco a dos personas que tienen miedo al amor. Yo me pregunto como es eso posible. ¿Es que acaso no les parece maravillosa esa sensación que se tiene cuando parece que hay mariposas en tu estómago? ¿Pasarte días enteros pensando en una única persona que a tus ojos es perfecta?

Creo que realmente todavía no han conocido lo que es verderamente el amor. Tal vez no existan los principes azules, ni los amores de cuento de hadas con los que todas las niñas soñamos cuando somos pequeñas, pero aún así merece la pena arriesgarlo todo por una sola persona, esa persona que logra robarte una sonrisa de los labios cuando menos te lo esperas...

Yo solo espero que algún día se den cuenta de que el amor si que existe, a lo mejor no le llamamos de esta manera en todas partes pero independientemente del nombre que reciba, el AMOR  forma parte de nuestras vidas, está en todas partes y tiene muchas maneras de irrumpir en nuestros corazones, muchas veces lo hace cuando uno menos se lo espera. La cuestión es si uno quiere aprovecharlo o no...

Solo puedo decirte amiga mía que si estás leyendo esto no desperdicies esta opurtunidad que te ha dado la vida. Yo pasé de largo en su momento, no permitas que ese chico tan especial que está detrás tuya se vaya. No lo pierdas.

sábado, 9 de julio de 2011

Esclavos del destino

Una vez me dijeron que la vida era lo más bello que Dios nos podía ofrecer. Yo a veces me pregunto si realmente somos conscientes de lo que hacemos de nosotros mismos porque mayoritariamente vivimos agobiados pensando en lo que pasará mañana en vez de aprovechar los momentos más insignificantes que nos hacen sentir de millones de maneras: perdidos, olvidados, amados,  felices...
En mi opinión ese es nuestro error. Tenemos que limitarnos a vivir el día a día como si cada instante fuera el último. Y es que en realidad no sabemos que nos depara el destino cada mañana al despertarnos, al salir a la calle...
Somos nada más y nada menos que esclavos del destino cuyos hilos no podemos manipular, así pues disfrutemos, simplemente, de cada momento sin preguntarnos por qué, cuándo, dónde... Nada. Dejémonos llevar, que sea el tiempo cuan viento, el que nos dirija por nuestro camino. 


  

¿Cuándo?

¿Cuándo sabe uno el momento en el que el amor está llamando a su puerta?
 ¿Cuándo se supone que uno se da cuenta que está enamorado? 
¿Cuando no puedes dejar de pensar en esa persona sin que un suspiro surja de entre tus labios? 
¿Cuando no puedes apartar a esa persona de tu cabeza en todo el día? 
¿Ocurre cuando aparecen mariposas en tu estómago que no te dejan tranquila?



viernes, 8 de julio de 2011

¿Qué problema hay si pasa?


Hay ocasiones en las que a una persona se le pasan locuras por la cabeza. A todos nos ha pasado alguna vez. Pero ¿qué pasa cuando se trata de algo que jamás se te habría pasado por la cabeza ni en tus más remotos sueños? A veces pasa, que todo sucede muy rápido y el destino te depara sorpresas increibles. En esos momentos hay que saber aprovechar la ocasión.
 
Pero es que eso no es lo peor. Lo peor es que se trate de esa persona con la que jamás habías hablado mucho, pero que te cae bien, que es alguien gracioso, que de vez en cuando mete la pata... Sí. A veces ocurren cosas así, no te las puedes creer y todos te dicen: "no con él no" Y entonces les respondes: "a las personas hay que medirlas por sus cualidades, no por su físico"

Cuando ocurren cosas como esas solo puedes dar media vuelta y preguntarte a ti misma "y ¿por qué no? Si surge, surgió". Te dejas llevar. Te dejas arrastrar por esa corriente de agua que tal vez te lleve a algún lugar y tal vez no. Eso nunca se sabe hasta que pasa y si pasa, pasó.

Porque la vida te da sorpresas. La cuestión es si quieres aprovecharlas. Y no importa lo que digan los demás. Lo haces y no hay más de que hablar, solo hay que esperar que la otra persona  también diga que sí.




Echándola de menos...

Ya son muchos los días sin hablar contigo. Ya son muchas las cosas que me he callado y que me gustaría haberte dicho en este tiempo… Las cosas que me hubiese gustado escuchar de ti y no de otros… Pero ahora todo está cambiando.

Y es que las cosas no son como antes. Las personas cambian cierto; crecemos, maduramos, nos hacemos viejos, morimos… Pero tú… Tú estás cambiando de otra manera; intentas encajar en todas partes… Estás siendo otra persona para poder gustarle a todo el mundo. Por lo menos esto es lo que yo veo.

Somos personas diferentes. Ese es uno de nuestros problemas. Yo me aferro a mi pequeña felicidad y todo quieres volar, llegar lejos en tan poco tiempo, tenerlo todo contigo… Pero es demasiado pronto para volar así de rápido.

Y es que me gustaba más mi mejor amiga de antes, la que parecía que no competía contra nadie para hacerse un hueco en todas partes. Me gustaba más aquella chica discreta con la que podía soñar despierta a todas horas... A la que le podía confiar mis secretos... La que pensé que no volvería a pasar de sus amigas… Esas que apenas se relacionan con alguien, tal vez por miedo, tal vez por otras cosas... Yo solo quiero a mi mejor amiga...

Nunca pensé que las lágrimas pudieran escribir las palabras más sinceras del  mundo… Yo no sé de que otra manera decirlo, porque la verdad es que este es el mejor medio que tengo para expresarme. Solo espero haber acertado con las palabras adecuadas… Solo espero que me entiendas…

Porque la verdad es que te echo de menos y quiero recuperarte.


jueves, 7 de julio de 2011

¿Demasiado tarde?

Una lágrima seca empaña su mirada. El miedo atenaza su joven corazón. La exageración recorre cada una de las ideas que cruzan por su mente. Los sentimientos se abalanzan en su interior como un huracán imposible de frenar.


En sus plegarias le pide al cielo la fuerza suficiente para perdonar una vez más, para poder volver a decir las palabras que llevan tanto tiempo guardadas bajo llave en sus labios.


Y mientras el huracán le golpe aún si cabe con más fuerza, haciendo humedecer sus mejillas y borrando cualquier rastro de sonrisa de su rostro... Mientras todo eso ocurre la música resuena en sus oídos; tres palabras se clavan en su mente: "Someone like you". ¿Dónde encontrar a una persona así?


Se pierde en la agitada marea que forman sus pensamientos. Personas olvidadas, perdidas... Rostros, manos, sonrisas dibujadas gracias a las palabras de otros... Palabras que solo vivirán en el recuerdo... Recuerdos que son solo retazos de un sueño...


Y piensa, en la oscuridad de la noche, que ojalá pudiera volver atrás para arreglar errores, para no dejar que las cosas fuesen a más... Para simplemente, perdonar a tiempo... Perdonarse a veces a sí misma por las tonterías que ha cometido. Porque si hay alguien que verdaderamente no perdona es el tiempo, enemigo voraz que amenaza con derribar, destrozar todo lo que está a su alcance.


Pero ya no importa porque es demasiado tarde... ¿O no? ¿Cuándo es demasiado tarde para arreglar un error?


¿Y para perdonar?